15/7/2008

LAS ACTITUDES Y HABILIDADES DE LOS DOCENTES EN EL USO DE LAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN...

INSTITUTO LATINOAMERICANO DE LA COMUNICACIÓN EDUCATIVA

CENTRO DE ESTUDIOS EN COMUNICACIÓN Y TECNOLOGÍAS EDUCATIVAS

MAESTRÍA EN COMUNICACIÓN Y TECNOLOGIAS EDUCATIVAS.

MÓDULO PROPEDÉUTICO 2008-I

SESIÓN 15:

EVALUACIÓN DEL TERCER NIVEL DE COMPETENCIAS.

TÍTULO DEL ENSAYO:
“Las habilidades y actitudes docentes para impulsar el pensamiento crítico de los estudiantes usando las tecnologías de la información y medios de comunicación en la escuela”

PRESENTA:

RAYMUNDO ZEMPOALTECA ZEMPOALTECA.
GRUPO 09,
SEDE: NEZAHUALCOYOTL, CM2.

TUTORA:

ANA ISABEL TSUTSUMI HERNANDEZ.

MEXICO, MAYO DEL 2008.

PRESENTACIÓN E INTRODUCCIÓN.

En la actualidad se observa que todo ser humano puede establecer la comunicación humana usando las tecnologías modernas; es decir, la computadora, el teléfono móvil, el mensajero instantáneo (Messenger), el correo electrónico y la red Internet, telesesiones o teleconferencias, televisión satelital, la radio, etc., con ello el ser humano puede convencerse de que la información se puede emitir y recibir de manera rápida, superando las barreras de tiempo y espacio geográfico; éstas posibilidades actuales de comunicación e intercambio de información que el ser humano tiene en la vida social y cultural está generado la necesidad de cambiar o actualizar las formas y procedimientos de comunicación en la vida social, en lo general, particular y específica de las instituciones sociales.

Considerando lo anterior se justifica el por qué en los medios de comunicación tales como la prensa, radio, televisión, cine , música, las empresas, gobierno, ejercito, partidos políticos, entre otras instituciones sociales están actualizando e implementando formas de emisión y recepción de información usando las tecnologías modernas. Esto permite afirmar que en la vida cotidiana actual, con el uso de las tecnologías de la información y medios de comunicación modernas se está revolucionando la vida social y con ello creando una nueva cultura en la sociedad.

Con el propósito de exponer un punto de vista respecto, sobre lo que ocurre en la educación, aquí se pone a disposición un ensayo títulado: “Las habilidades y actitudes docentes para impulsar el pensamiento crítico de los estudiantes usando las tecnologías de la información y medios de comunicación en la escuela”. En el trabajo se abordan los aspectos siguientes: 1). El papel de las tecnologías de la información y medios de comunicación en la construcción de la sociedad del siglo XXI. 2). La escuela ante las tecnologías de la información y medios de comunicación. 3). Las habilidades y actitudes del docente que se requieren al usar las tecnologías de la información y medios de comunicación con fines educativos; y 4) conclusiones.

Estimado lector, se agradecerán las críticas y sugerencias al presente ensayo, pues sin duda permitirá la mejora y enriquecimiento. ¡Gracias!

Atentamente.
El autor.

DESARROLLO.
El papel de las tecnologías de la información y medios de comunicación en la construcción de la sociedad del siglo XXI.

Si ponemos atención a todo lo que tenemos en nuestro entorno, tanto en la familia, calle, escuela, entre los amigos, en el espacio de trabajo (oficina, negocio, taller, etc.), es un acto común el usar el teléfono celular, una computadora con múltiples funciones que hace facilita las tareas, el Internet, Messenger, programas interactivos, y con ellos se establezca la comunicación y se intercambie información; por otra parte, con la conexión satelital y uso de la televisión podemos ver programas tales como entrevistas, programas interactivos, teleconferencias, tele mercadeo, y telesesiones para la formación profesional como es el caso de las que ofrecen instituciones educativas de educación superior tales como el ILCE, el Instituto Tecnológico de Monterrey, entre otros.

En este sentido, ¿cuál es papel de las tecnologías de la información y comunicación en la construcción de la sociedad del siglo XXI; al respecto es importante la cita siguiente:

“La información y las comunicaciones dan nombre a este tiempo. Las relaciones sociales, económicas y políticas, los saberes, nuestra percepción de la realidad y de nosotros mismos, todo está hoy configurado por las comunicaciones, por el imperio de lo mediático” (Garcia-Valcarcel, 2005, p.1)[1]

Considerando lo anterior, el papel de las tecnologías modernas desarrolladas para la comunicación es facilitar al hombre actual la emisión y acceso a la información, valorarla, y utilizarla de acuerdo a las necesidades individuales o sociales superando barreras de tiempo y espacio geográfico; esto permite superar la idea de que quien tiene la información tiene poder; esta idea se desvanece ante la presencia de las tecnologías modernas; pues en la actualidad, usando las tecnologías modernas, la información la podemos tener todos y darle el uso correspondiente. Se considera que lo anterior contribuye al impulso del pensamiento crítico fuerte necesario en una sociedad democrática con vida justa, equitativa, solidaria, pacifica, con alto sentido de la responsabilidad, respeto, libertad de expresión, etc., en el entorno global, que caracteriza a la sociedad del siglo XXI.

La educación ante las tecnologías de la información y medios de omunicación.
Es notable que vivimos en una realidad contradictoria, pues entre más desarrollos tecnológicos están a nuestra disposición en la actualidad, el ser humano, está asumiendo una actitud conformista, consumista, no crítica; y pocos muestran una actitud reveladora, reflexiva y crítica. ¿Por qué?, si estamos conscientes de que el uso de la tecnología favorece el acceso a la información. Al respecto es importante subrayar el problema que surge ante la inundación de información circulante (prensa, televisión, Internet, etc.), y la respuesta del ser humano. Ante este problema considero que es precisamente una necesidad educativa que se requiere tomar en cuenta en la escuela, para ayudar a los alumnos a planear la búsqueda de la información y su clasificación para su análisis, reflexiones y respuestas correspondientes, sólo así se podrá iniciar el impulso al desarrollo del pensamiento crítico fuerte.

Una referencia de Paper, S.(1995) nos dice que la mayoría de los docentes asume la función de instructores y otros pocos la función de anhelantes quienes buscan los cambios en la educación. Es decir, pocos docentes asumen la actitud crítica, (anhelantes). Entonces, es impostergable el replanteamiento de la educación para estar de acuerdo a las necesidades y circunstancias de la realidad social en la era digital o de los ordenadores e integrarnos a la sociedad que se construye en el siglo XXI.

“…a pesar de estas múltiples manifestaciones de deseo de algo diferente, el poder educativo, incluida la mayor parte de su comunidad investigadora, permanece en gran medida ligado a una filosofía educativa propia de finales del siglo XIX y principios del XX; hasta ahora ninguno de los que desafían estas sacrosantas tradiciones ha sido capaz de minar la rigidez con que este poder controla la manera en que se enseña a los niños”[2]

Esta referencia nos asocia con la idea de que en la práctica docente tradicional con la instrucción poco se ayuda a los alumnos, necesitamos ayudar a los alumnos a construir conocimientos, ¿Por qué no ha sido posible avanzar en la transformación del modelo educativo tradicional sustentado en la instrucción y no en la formación integral para lograr el pensamiento reflexivo y crítico con la utilización de las Tecnologías de la Información y comunicación?

De acuerdo con Fernández, M (2002)[3], se debe entre otras causas a las siguientes:
· Limitada preparación del profesorado en el uso de las TIC en la educación.
· No presencia de las TIC en los centros de trabajo.
· Actitudes de desconfianza y temor hacia las TIC por parte de los profesores.
· Tradicionalismo en el que tiende a desenvolverse la escuela.
· Costo de adquisición y mantenimiento de los equipos.
· Estructura organizativa de los centros de trabajo.

En general estas son las causas que prevalecen en la mayoría de las escuelas secundarias, podria afirmase que se expresan en general en todo el sistema educativo.

El caso de la telesecundaria como pionera en atender la educación del siglo XXI con uso de las TIC.

La telesecundaria como modalidad escolarizada del sistema educativo nacional que atiende la demanda de educación secundaria en todo el país, con preferencia a las zonas más desfavorecidas, en lo económico, cultural y social, surge con un modelo pedagógico que utiliza la tecnología de la televisión con fines educativos, y en las fases de su desarrollo ha modificado la currícula, sus materiales impresos, así como la organización pedagógica y orientaciones didácticas en el aula, entre sus propósitos esta la de apoyar a los estudiantes para que fortalezcan su pensamiento autodidácta.

En el actual modelo pedagógico de la telesecundaria se encuentra que a partir del 2006, en el marco de la Reforma a la Educación Secundaria (RES), modifica su modelo e incluye las tecnologías de la información y comunicación, en la actualidad no solo se promueve el uso de la tecnología de la televisión con fines educativos sino que retoma los materiales de audio y video, así como materiales impresos diversos.

“La renovación del modelo pedagógico de la Telesecundaria insiste en que el alumno encuentre múltiples oportunidades y maneras para expresar lo que sabe y acercarse a lo que no sabe; situaciones en las que pueda desplegar sus ideas y conocer las de los demás. Para lograr esto, las actividades propuestas requieren a colaboración entre los participantes, la consulta a diferentes fuentes y la participación en situaciones d aprendizaje variadas, y usos diversos de la lectura y la escritura, el desarrollo de un pensamiento lógico - matemático, la comprensión del mundo natural y social, la formación en valores éticos y ciudadanos y la creatividad… con base en lo anterior, se introducen materiales y actividades de aprendizaje que fomenten la consulta de varias fuentes… y el uso de herramientas digitales para la exploración y ll verificación de conjeturas”[4]

Para atender los propósitos educativos de la telesecundaria consistentes en considerar como centro de atención el aprendizaje del alumno y no los contenidos de las asignaturas; se procura propiciar la participación reflexiva y colaborativa entre los estudiantes; se hace el esfuerzo de implementar un proceso de evaluación que sirva de herramienta para tomar decisiones y reorientar las acciones y procesos educativos; y se llega establecer la vinculación con la comunidad. Los resultados que se obtienen aún son parciales, pues la formación de los docentes en tecnologías de la información y comunicación se presenta como una debilidad y por lo tanto requiere de atención inmediata por se una necesidad impostergable

En consecuencia entre las funciones del docente se espera que el docente utilice y promueva en los alumnos el uso de materiales didácticos tales como los impresos, audios y video, digitales como DVD, CD, presentaciones multimedia tales como películas, exposiciones en línea, etc. con el propósito de motivar el aprendizaje de los estudiantes.

Desde mi punto de vista la telesecundaria esta atendiendo la educación que se requiere impulsar en el siglo XXI; la transformación de la práctica docente inicia y se dará en un proceso paulatino, de tal forma que los errores y logros se reconozcan para aprender de ellos y superarlos. Esto implica la obligación de apoyar a los docentes en el desarrollo de sus competencias profesionales que desde luego tienen que ver con el impulso de su pensamiento crítico fuerte en el uso de las TIC en el aula y escuela.

A dos años de implementación y uso de las tecnologías de la información, que a la fecha en las escuelas sólo algunas cuentan con el servicio de internent, realmente sólo se puede hablar de una evaluación diagnóstica en la cual se informan necesidades de formación y actualización docente, pero considero que en el caso de la telesecundaria no se pueden valorar aún resultados educativos, puesto que aún se esta en proceso de implementación y renovación de su modelo pedagógico, con insuficientes recursos materiales y tecnológicos, sin embargo, los procesos educativos se llevan a cabo con los recursos existentes y con la creatividad del docente en la cual si se puede dar cuenta que se observa la disposición para mejora continua en el aprendizaje de los alumnos así para lograr mejores resultados educativos.
El uso de las tecnologías de la información y medios de comunicación como herramientas en los procesos de aprendizaje.
De acuerdo con la información consultada se encuentran los indicadores siguientes: En el año 2005, el INEGI[5] presenta una encuesta en la cual revela los indicadores respecto a los usuarios y no usuarios de computadora, como se puede ver en la siguiente tabla:
Población por nivel de escolaridad usuarios y no usuarios de computadora, 2005(Porcentaje)
Primaria, Usuarios 14.6 No Usuarios 85.4
Secundaria, Usuarios 27.9 No Usuarios 72.1
Preparatoria, Usuarios 50.3 No Usuarios 49.7
Licenciatura, Usuarios 77.4 No usuarios 22.6
Posgrado: Usuarios 88.8 No usuarios 11.2
Otro/No especificado Usuarios 4.7 No usuarios 95.3
Por otra parte, los indicadores en el mismo año 2006, cuanto a Internet se describen como sigue.
Población por nivel de escolaridad (usuarios y no usuarios de Internet), 2005p_/
(Porcentaje)

Primaria, Usuarios 5.3 No Usuarios 94.7
Secundaria, Usuarios 16.0 No Usuarios 84.0
Preparatoria, Usuarios 34.3 No Usuarios 65.7
Licenciatura, Usuarios 62.22 No usuarios 38.78
Posgrado: Usuarios 80.3 No usuarios 19.7Otro/No especificado
Usuarios 1.3 No usuarios 98.7
Como se puede observar, la tabla ofrece datos que indican el estado de uso de las tecnologías de la información y la comunicación en por los estudiantes de diferentes niveles del sistema educativo nacional. De la información disponible se deduce que el numero de estudiantes usuarios de la computadora e inernet cada vez mas en los hogares y en la escuela se incrementa, ya que los gobiernos municipales, estatales y federales cada vez equipan a las escuelas con estos equipos.
Las habilidades y actitudes de docentes y estudiantes que se requieren en el uso de las TIC para impulsar el pensamiento crítico fuerte.

¿Cómo estamos entendiendo el concepto de pensamiento crítico?

A partir del concepto de Facione P.A (2007), la cual considero una excelente referencia, nos dice:
“…el juicio auto regulado y con propósito que da como resultado interpretación, análisis, evaluación e inferencia, como también la explicación de las consideraciones de evidencia, conceptuales, metodológicas, criteriológicas o contextuales en las cuales se base ese juicio…)”[6] ,


Por otra parte, Espíndola, J.L (1996)[7] clasifica al pensamiento critico en dos tipos: fuerte y débil; concibiendo que el pensamiento crítico es fuerte y justo cuando el sujeto que lo produce lo expresa de una manera disciplinada y toma en cuenta los intereses de personas o grupos diversos, por lo que en la práctica se le caracteriza por expresarlo con humildad, valentía, empatía, integridad, perseverancia, confianza en la razón, y sentido intelectual de la justicia. Por lo tanto, el pensamiento crítico lo entendemos como la competencia que el ser humano tiene para dar cuenta de la realidad que vive mediante la construcción del objeto de regencia, su interpretación, análisis y reflexión e inferencia respecto a su existencia y formas de comportamiento como hecho o fenómeno que ocurre en la realidad.

En consecuencia anterior, considero que las habilidades que se requiere en el uso de las TIC para impulsar el pensamiento crítico fuerte, son prácticamente las sugeridas por Facione, Peter A., tales como: La interpretación, análisis, evaluación e inferencia, explicación y autorregulación. Y en cuanto a las actitudes serian que el sujeto asuma la actitud inquisitiva, juiciosa, buscador de la verdad, su confianza en la razón, analítico, criterio amplio, y sistemático, entre otras.

Si analizamos cada una de ellas, podemos llegar a la conclusión de que se refieren a las habilidades superiores del pensamiento que ocurre en el ser humano, por lo que pueden ser desarrolladas por el sujeto. Pero, entonces, ¿Cómo impulsar el pensamiento fuerte de los estudiantes utilizando las TIC en la escuela?

En el caso de la Escuela Telesecundaria se observa que de acuerdo a la tecnología que usan los docentes y estudiantes para llevar a cabo los procesos de aprendizaje, tanto alumnos como maestros en el aula se requieren las habilidades siguientes: 1. Saber instalar y manejar la computadora con su impresora, y conocer las herramientas, por ejemplo, como comentar un trabajo escrito, el esquema de Word, el uso de power point, exel, hacer gráficas, etc. que se pueden utilizar con fines comunicativos y didácticos, 2. aprender a comunicarse vía Messenger y correo electrónico, 3. Aprender a buscar y seleccionar información en Internet advirtiendo tanto lo que ofrece como los riesgos y peligros, 4. Aprender a diseñar estrategias de búsqueda, 5. Conocer y usar las herramientas de búsqueda tales como LYCOS, Alltheweb, Altavista, Prensa on-line, google, yahoo, participar con comunidades virtuales para compartir información, entre otros. Por otra parte, tener en cuenta de manera sistemática las habilidades de pensamiento caracterizadas para el pensamiento fuerte.
CONCLUSIONES.

Es necesaria la formación para el uso crítico de las tecnologías de la información y comunicación.
Desarrollar la motivación en el usuario porque al principio se vive una desesperación al no poder interactuar usando la computadora por falta de conocimiento de las herramientas.
Aprender a aprender con las tecnologías de la información y comunicación.
Participar en las comunidades virtuales permite rebasar el temor y desarrollar las habilidades para comunicarse y usar las TIC .

REFERENCIAS.
[1] Gracia-Valcárcel Muñoz-Repiso, A.- Educación y Tecnología.- Recuperado el 15 de junio del 2008 de:
http://web.usal.es/~anagv/arti1.htm

[2] Paper, S (1995. La máquina de los niños. Replantearse la educación en la era de los ordenadores. Barcelona:
Paidós., p.2
[3] Fernández, F.D., y otros.- Las actitudes de los docentes hacia la formación en tecnologías de la información y
comunicación (TIC) aplicadas a la educación.- en contextos educativos (2002), Revista de novedades CREDI,
P.253-270.
[4] SEP (2007).- Historia 2do Grado Volumen: Libro para el Maestro.- Primera edición.- p.4-7.
[5] “Estadísticas sobre disponibilidad y uso de las tecnologías de información y comunicación en los hogares” 2005. INEGI, recuperado el 23 de mayo de 2008, de: http://www.inegi.gob.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/encuestas/especiales/endutih/endutih2005.pdf

[6] Facione, Peter A.(2007).- Pensamiento crítico: ¿Qué es y por qué es importante?.- Versión 2007 en Español,
p.21, recuperado de: http://www.eduteka.org/PensamientoCriticoFacione.php

[7] Espíndola, José Luís.- “Pensamiento Crítico”, en: Reingeniería Educativa, México, Colección Biblioteca de la Educación Superior, 1996, pp. 106-106.